viernes, 11 de enero de 2008

Ciertas noches parto de la idea de querer odiarlo todo a sentir un sueño profundo, y ya cansado y agotado, mandar a la mierda al mundo de una forma onírica.

No hay comentarios: