domingo, 16 de diciembre de 2007

Pimero...

De entre sus lágrimas huía una caricia extinta,
Aquella jugaba con las heridas del ayer…

Sonreía en sollozos,
Y palmoteaba su cordura con susurros de esperanza…

“te quiero”
“vas a salir adelante”
“estoy orgullosa de ti”
“te amo como nunca, como a nadie”

Hay algo que no te perdono…

1 comentario:

StarLight dijo...

demasiada intriga... demonios, cuentamelo todo!! tomate un poquito de tiempo, y cuentamelo todo.