viernes, 17 de agosto de 2007

El señor es mi pastor, nada me falta...


Y estuve recuerdo,
Con la mirada asesinada,
Con los dedos amarillos,
Amigos,
No sé,
Solo,
También…

El mar y Tambo de Mora…
Ahora en ruinas,
¿te acuerdas?

Estuvimos radiantes,
Fumamos,
El aire,

Nos embriagamos luego,
Y volvimos a la rutina,
Pero siempre supe,
Que me ibas a esperar…

Aunque sea en ruinas…

2 comentarios:

StarLight dijo...

corto. lo entendi. estoy leyendo.

Anónimo dijo...

como puedo explicarte,q las faltas empearon a carcomerme, y el equilibrio dejo de ser matutino para aserse monotono, oy desidi escribir mis lineas en amargo frasco de tinta, mientras esa suplica me pide escapar y dejarla ser libre,dime tú q explicacion le doy a ese agente q mata y envuelve mis penas en aquella seda de nubes q no se alcanza pero se respira y se toma, talves este minuto se lo robo a un mendigo y talves esta letra se la robo a una mano q ya de su camino solo un erate save en camino y su final, y aun no puedo expliarte, q esto tambie se lo robe al tiempo








ha!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! desatado hijos de puta todo todos todos ha!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! intento dormir y no puedo ha!!!!!!!!!

bueno ya me kito cdt golondrino